15 enero, 2019

ORIGEN

LA IDEA

El motivo de crear una escuela de fútbol en La Marina, nace de una idea que ya teníamos madurada con Ángel desde hacía ya varios años. Sus diferentes compromisos fuera de Barcelona con diferentes clubes, impiden el poder llevarla a cabo.

Es tras su fallecimiento el 8 de Enero de 2011, que decidimos varios familiares y amigos hacer un único Campus en su memoria, y a partir de ahí y gracias al empuje de niños y padres asistentes, llevamos a cabo esta bonita aventura de crear la Escuela de Fútbol Ángel Pedraza.

ÁNGEL PEDRAZA

Ángel Pedraza Lamilla, nació en La Rinconada (Sevilla) el 4 de Octubre de 1962, fue futbolista y entrenador profesional.

Nació en Andalucía, pero se trasladó siendo un niño a Cataluña, concretamente a Barcelona. Como jugador ocupaba la posición de centrocampista organizador.

TRAYECTORIA COMO FUTBOLISTA

Al igual que Guardiola haría unos años más tarde,los domingos recogía los balones que se les escapaban a las estrellas que jugaban en el Camp Nou. Era en su época de niño y su mayor ilusión era poder jugar algún día con el equipo azulgrana.

Ángel  fue uno de los primeros que se formó en La Masía, la fábrica de futbolistas del FC Barcelona.   Fue una de las primeras promesas azulgrana surgidas del semillero a finales de los años setenta. Jugó de centrocampista organizador y su proyección quedó reflejada también en su presencia en las selecciones españolas de las categorías sub-18 a sub-23. El 16 de septiembre de 1980, en un partido de la Copa de la UEFA contra el Sliema Wanderers maltés, se convirtió en el primer jugador de La Masía que debutaba en el primer equipo del Barcelona. Era todavía juvenil y el entrenador del primer equipo azulgrana era Ladislao Kubala.  Después de ser cedido al Villarreal, entonces en Segunda División, regresó al Barcelona con el que disputó 90 partidos y logró seis goles, antes de concluir su carrera de futbolista en el Mallorca.

En el primer equipo del F.C. Barcelona estuvo desde 1983 hasta 1988 y ganó una Liga, en 1985, cuando el entrenador era Terry Venables y en el equipo, como extranjeros, estaban Schuster y Archibald. También formó parte del equipo que ganó la Copa del Rey en 1988 y del que disputó la final de la Copa de Europa de 1986 frente al Steaua de Bucarest en Sevilla, y uno de los que fallaron en la tanda de penalties.  En el Mallorca disputó 229 partidos, logró un ascenso a Primera División en 1989 y fue subcampeón de la Copa del Rey en 1991, tras una final ganada por el Atlético de Madrid en la prórroga. Acabó su carrera futbolística en el Sóller, donde conseguiría en la temporada 1996-1997 el ascenso a la Segunda División B.

COMO ENTRENADOR

Tras retirarse, continuó en el mundo del fútbol como entrenador. Entre 1997 y 2002 se encargó de varios equipos de base del F.C. Barcelona, donde coincidió con Andrés Iniesta del que fue su entrenador en el cadete. En 2002 marchó al otro club de la ciudad, el RCD Español, para hacerse cargo primero del juvenil y después del RCD Español B.

En la temporada 05/06 dirigió al Benidorm CD, entre el 2006 y 2008 al Villarreal CF B. Posterirormente entrenó al Irakis FC griego y , de nuevo en Mallorca, al Atlético Baleares, con el que conquistó en 2010 el ascenso a Segunda B y en sus últimos meses de vida entrenaría al Centre d´Esports L´Hospitalet.